La Copa que nadie quiere

Después de muchos meses de competición, de eliminatorias que han dejado muchas sorpresas y muchas jugadas polémicas en determinados partidos, ya tenemos finalistas de la Copa del Rey. Esta competición arranca con equipos de 3ª, 2ªB y 2ª División y más adelante se van incorporando los equipos de 1ª y finalmente los que participan en competiciones europeas. Año tras año y visto lo visto, esta es la competición de equipos profesionales de fútbol que menos interesa por no decir nada.

Los equipos pequeños porque están más pendientes de la competición liguera ya que un descenso de categoría o un ascenso, te cambia la vida. Y no se pueden permitir que la Copa les distraiga. Por eso no es raro ver equipos de una categoría inferior enfrentarse a otros superiores plagados de suplentes. Y eso además, se ve reflejado en la afluencia de público a los partidos. Paupérrima.

Y los equipos grandes tres cuartos de lo mismo. Muchísimos partidos en la temporada, amén de los que juegan en Europa.

La verdad es que es difícil encontrar una solución a todo esto. Para mí lo ideal es que a la Champions fueran el Campeón de Liga y el de Copa de cada país. Y a los equipos pequeños, darles la oportunidad de jugar todas las eliminatorias a un solo partido en casa del de menor categoría. Así se aseguran un taquillazo y quien sabe si eliminar a otros equipos más grandes y poder seguir en la competición.

De esta manera habría más fechas para posibles partidos que se tuvieran que jugar al haber sido suspendidos como el Depor-Betis o el Celta-Real Madrid. Que por cierto esto es otro debate que trataré en otro post. Porque la Liga Santander que se dice la mejor del mundo, no puede permitir chapuzas como las del fin de semana pasado con el temporal. Por favor…

Y dicho esto, tenemos a dos equipos (Barcelona y Alavés) que no sé si quieren o no la Copa del Rey ya que no me entra en la cabeza que por implicaciones políticas, los aficionados, piten el himno nacional, y sobre todo, piten a un personaje que precisamente da nombre a la competición. Y luego está el manido debate de si se juega en un estadio o en otro. Para mí es totalmente lícito que los socios del Madrid no quieren que en su estadio se produzca una falta de respeto tan mayúscula. Y este año se une la afición del Atleti que tampoco quiere. Nos queda Mestalla que a este paso también su afición se mostrará reacia. Así que con este panorama, cada año se juega una competición maldita, una competición que nadie quiere. Qué pena…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *